El propio senador contó en su cuenta de Twitter que hizo el comentario en un desayuno con la junta del Banco de la República después de discutir que al país han entrado 870.000 jóvenes en edad y capacidad de trabajar, e incluso “con mejor nivel educativo que el colombiano”.

Más allá de lo discutible que pueda ser esto último, el punto de Bolívar es otro. Citando datos del propio Banco, el parlamentario dice que en Colombia se prevé un “declive de la mano de obra joven hacia 2022 (…) que se agravará hacia 2030”.

En ese sentido, señala que “si estos venezolanos están llamado a suplir en el mediano plazo ese déficit”, el regreso de esta mano de obra a su país en caso de caer el régimen chavista agravaría ese panorama en Colombia.

Fue ahí que surgió el chiste, que él mismo reconoce como malo, pero que pudo haber dejado pensando a alguno que otro: “No tumben tan rápido a Maduro”, para evitar ese efecto colateral.

¿Su propuesta mientras tanto? Otra polémica: emular a Canadá.

“Legislemos para atraer inmigrantes jóvenes y preparados como hace Canadá hoy”

Este es el hilo completo de la anécdota: