Los indígenas accedieron a la liberación luego de negociaciones con autoridades civiles y de Policía, pues los captores tenían un pliego de peticiones, informó Blu Radio.

Ecopetrol, por su parte, advirtió que fueron cerca de 100 personas las que ingresaron a la instalación gracias a que rompieron una malla exterior y aclaró que la vida de sus empleados estuvo en riesgo.

La planta está lista para reanudar actividades y suministrar el servicio a cerca de medio millón de habitantes en el nororiente del país, concluyó el medio.

Acá, la denuncia de Ecopetrol: