La consulta está dirigida a precisar si el derecho de un Presidente a ser reelegido en forma indefinida constituye un derecho humano protegido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos y cuáles son las consecuencias jurídicas de dicha situación, aclaró el Ministerio de Relaciones Exteriores este domingo, en un comunicado.

En ese despacho, la Cancillería recuerda que la consulta que está elevando ante esa entidad del sistema interamericano de protección de derechos humanos ya la había anunciado el presidente Iván Duque en el 62 Periodo Extraordinario de Sesiones de la CIDH, celebrado en Colombia entre el 26 agosto y el 6 de septiembre pasados.

“El Gobierno colombiano espera que la Corte, interpretando instrumentos jurídicos regionales como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Convención Americana o Pacto de San José, la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, defina si las medidas legislativas que adopta un Gobierno con el fin de perpetuarse en el poder son compatibles con dichos instrumentos internacionales”, dice en otro de sus apartes el comunicado de la Cancillería.

También explica la Cancillería que, como en cualquier proceso consultivo ante la Corte IDH, pueden participar no solo los gobiernos de los Estados miembros de la OEA, sino individuos, representantes de la sociedad civil y académicos que quieran exponer ante la Corte sus opiniones sobre el tema objeto de la consulta.

“El Gobierno colombiano espera que la Corte reciba muchas contribuciones conceptuales de dichos sectores, que le permitan emitir un dictamen que interprete la convicción jurídica común de los pueblos de las Américas respecto a este tema fundamental”, concluye el despacho oficial.