Siempre y cuando demuestren voluntad real de reincorporación a la vida en sociedad, la disposición presidencial está orientada principalmente a insurgentes del Eln y miembros de las disidencias de las Farc.

Sin embargo, también podrán acogerse integrantes de la banda criminal Clan del Golfo, ‘Los Caparros’ y ‘Los Pelusos’, reducto de la guerrilla del Epl.

“Esta es una nueva oportunidad para que los miembros de los grupos armados organizados que quieren hacer un tránsito a la legalidad, un tránsito y un sometimiento a la justicia, puedan tener una ruta para ello”, indicó el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

Ceballos también recordó que para los que quieran someterse existen beneficios jurídicos que están en el Código de Procedimiento Penal, entre ellos rebajas de penas, que podrían aplicarse de manera inmediata.

El funcionario destacó que “existen también rutas, en el caso del Eln, para el sometimiento individual y la entrada a una línea de desmovilización que les otorga a las personas que se decidan por ello beneficios, tanto para ellos como para su familia”.

Según el decreto 601, firmado este martes por el presidente Iván Duque, tanto Ceballos como otros funcionarios autorizados deberán verificar la voluntad real de paz y reinserción, así como la voluntad real de sometimiento a la justicia de estos grupos.