El Gobierno hará visitas a todos las zonas donde los desmovilizados hacen su transición a la vida sin armas para verificar cuáles están en mejores condiciones, y así reubicar a los exguerrilleros de las territorios que se eliminarán desde agosto, informó Caracol Radio.

La decisión, dice la emisora, que asegura consultó fuentes del Gobierno, se vio impulsada por “problemas de estabilización”, pues hay dificultades en zonas que son de indígenas o reservas forestales. Además, se presentan problemas con la adquisición de los predios.

La Misión de Verificación de la ONU, delegados del Gobierno y autoridades locales hablarán con los desmovilizados de todas las zonas para dar parte de tranquilidad y asegurarles que serán reubicados, señaló la cadena radial.

Por su parte, el consejero presidencial para la Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, le dijo a la emisora que no se suspenderá el respaldo económico que mensualmente se les da a los exguerrilleros, como en un principio se había contemplado.