La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) indicó en su cuenta de Twitter que suspendieron las conversaciones con el Gobierno del presidente Iván Duque porque considera que no existen garantías de que no haya “señalamientos o judicialización”.

Los diálogos se retomarán este martes a las 9:00 de la mañana en el corregimiento de Mondomo.

A la mesa de conversaciones los voceros del Gobierno “llevarán una propuesta concreta y que se pueda cumplir en materia de acceso a tierras, salud y educación”, precisó la ministra.

Para iniciar las conversaciones el 21 de marzo pasado, Gutiérrez pidió a los aborígenes levantar los bloqueos debido a que en la zona se presenta desabastecimiento de alimentos, medicamentos y combustible.

Por su parte, los nativos solicitan la presencia de Duque, con quien desean discutir sobre 1.300 acuerdos pactados con administraciones anteriores y que, según ellos, no se han cumplido.

Durante las manifestaciones, que en algunas jornadas han derivado en brotes de violencia, han resultado heridos siete uniformados y uno más, identificado como Boris Alexander Benítez Leclerc, murió tras recibir un disparo en el cuello.

También fueron heridos tres indígenas y “doce particulares”.

Uno de los hechos que empañó las negociaciones fue el secuestro de un mayor del Ejército que finalmente fue liberado por los indígenas que lo habían retenido en el Cauca.

De igual manera, los diálogos fueron suspendidos el 23 de marzo mientras se investigaba otro secuestro de dos militares. Sin embargo, tras verificar la liberación de los soldados y su entrega a representantes de la ONU y la Defensoría del Pueblo, las partes retomaron las conversaciones.

El Gobierno ha señalado que la manifestación indígena deja pérdidas diariamente por cerca de 1.200 millones de pesos.