El ministro Alberto Carrasquilla y la directora general de Presupuesto Público, Claudia Numa, firmaron la Resolución 2641 del 15 de diciembre de 2020 que establece la separación de los recursos.

El documento establece que, a través del Fondo de mitigación de Emergencias (Fome), el Minhacienda dispuso 281.766.288.000 pesos para financiar “la adquisición de la candidata a vacuna contra el COVID-19 de la compañía AstraZeneca”, en colaboración con la Universidad Oxford.

El proceso, añade el texto, debe darse “en los términos definidos por la Instancia de coordinación y asesoría para el acceso a vacunas seguras y eficaces contra el coronavirus Sars-Cov-2”.

Hacienda tomó esta decisión luego de el Ministerio de Salud le solicitara recursos adicionales para adquirir vacunas, justo después de que la Contraloría le advirtiera al Gobierno Nacional que debía hacer un mayor esfuerzo presupuestal para su compra.

Para el órgano de control lo más importante es que se vacune a la mayor cantidad de población para salvar vidas y reactivar la economía, según le explicó Lina María Aldana, contralora delegada en Salud, a La FM.

La funcionaria indicó que el Ministerio de Salud pidió a Hacienda esa suma  adicional para “negociar diez millones de vacunas con Astrazeneca y lograr los 15 millones de vacunas para el 2021”.

Aldana recordó que las primeras vacunas están comprometidas para el grupo prioritario y no se ha garantizado para la población en general, por eso “todo depende de las negociaciones que se hagan, teniendo en cuenta que una vacuna tiene un valor entre 8 y 12 dólares, que se suman a las dosis establecidas para cada persona, que pueden ser hasta tres”.

Sin embargo, según los valores que se han conocido de las farmacéuticas, la de AstraZeneca y Oxford sería, por ahora, la más barata del mercado, pues rodea los 2.8 dólares, porque tienen la intención de venderla al mismo costo de producción; aunque podría tener una variación hasta los 4 dólares. Cabe recordar que la de Pfizer, rodea los 12 dólares.

En las últimas horas, el Gobierno también recibió críticas de la Procuraduría, que aseguró que Colombia “llegó tarde” a la posibilidad de comenzar a vacunar en las próximas semanas.

Sin embargo, la intención del Ejecutivo sería tener la vacuna en enero o febrero, según la meta con la que se comprometió el presidente Iván Duque; aunque el ministro y viceministro de Salud han hablado de otros meses, pero todos coinciden en que sería en el primer trimestre de 2021.

El mandatario dijo que no solo se trabaja con el mecanismo Covax sino que se están adelantando conversaciones con varias farmacéuticas, aunque hace pocos días admitió que ninguna negociación se ha cerrado.