La medida en Cundinamarca resulta crítica (y quizás ejemplar) porque este departamento en pleno centro del país es uno de los principales motores de la economía nacional y porque en su interior está la capital de la República.

Por lo mismo, García dijo en Caracol Radio que ese toque de queda tendrá excepciones, porque reconoce que muchos habitantes tienen que salir a trabajar fuera de los municipios en los que residen.

Así entonces, el horario establecido del toque de queda, que inicialmente irá por dos semanas, agregó el gobernador en Blu Radio, comenzará a las 9:00 de la noche y terminará a las 5:00 de la mañana, a partir de este martes.

Los niños deben acatar la medida de manera permanente porque “hay papás que los estaban sacando a los parques”, señaló en esa emisora, y añadió que el consumo de bebidas en establecimientos públicos queda prohibido.

García manifestó en las frecuencias radiales que esa medida debería darse a nivel nacional y, por lo mismo, le reclamó al presidente Iván Duque.