La Fiscalía lo acusó de acordar con contratistas el direccionamiento de 26 convenios para el mantenimiento de vehículos de esa unidad militar y suministros de alimentación, entre otros fines, informó CM& Noticias.

El ente acusador también señaló a Romero Pinzón de usar su cargo para obtener millonarias sumas de dinero que los contratistas se comprometían a pagarle en montos cercanos al 10 % de cada contrato, añadió el informativo.

“Ese dinero se pagaba en la primer factura, dinero que incluso le llegaba a usted [General (r) Romero] antes de la asignación del contrato. Los proponentes que participaban en este entramado recibían los pliegos antes de su publicación”, resaltó el fiscal del caso, reportó La FM .

Para este viernes se espera la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, en la que el ente acusador pedirá cárcel para el oficial retirado, agregó el medio radial.

Los hechos por los que es investigado Romero Pinzón sucedieron entre 2016 y 2018 cuando se desempeñaba como comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, en Medellín.

El oficial retirado además debe responder por los salvoconductos de porte de armas que entregó la unidad militar a su cargo a miembros de la banda criminal ‘La Oficina’, entre ellos los delincuentes conocidos con los alias de ‘Tom’, ‘Lindolfo’, ‘Pichi’, ‘Belén’ y’ Chicho’.

La audiencia en la que Romero Pinzón no aceptó ninguno de los cargos que le fueron imputados, se realizó horas después de su detención, este jueves, ante un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá.