El Gaula de la Policía le hizo seguimiento a este caso y logró la captura del hombre, gracias a que la joven les contó a sus padres lo que le estaba pasando y estos denunciaron ante las autoridades.

Según explicó en rueda de prensa el director del Gaula, general Fernando Murillo, la menor era extorsionada por un hombre de 19 años de edad que se hacía llamar ‘Dayan’, y que a través de redes sociales contactó a su víctima con falsas promesas de llevarla a una agencia de modelaje.

Fue así como el depravado logró ganarse la confianza de la mujer a la que, según el Gaula, le pidió que posará en ropa íntima y que enviara esas fotos a través del chat para así apreciar su figura.

Pero ese sueño de entrar al mundo del modelaje se convirtió en una pesadilla para la joven, ya que ‘Dayan’ “le manifestó que quería nuevas fotografías, petición que no fue aceptada por la víctima”. Fue así como, en venganza, el hombre “publicó algunas de las imágenes a través de las redes”.

Luego de eso, explicó la Policía, vinieron las exigencias de dinero para no publicar las demás fotos, al punto de que la falsa mujer le pedía 500.000 pesos y le decía que “debería mantener relaciones íntimas con un individuo”, que resultó ser el mismo extorsionista.

Como la joven guardó todas esas conversaciones le entregó los chats a la Policía, y junto con los investigadores se acordó un encuentro para la entrega del dinero. Pero la impostora, en una de esas conversaciones, le dijo a ‘Valentina’ que “enviaría a un hombre a recoger el dinero”, pues sospechaba que ella les había contado todo a sus padres y que por eso “no se expondría a ser capturada”.

La cita, dice el Gaula, se pactó en un centro comercial de Apartadó, “siendo tanta la desfachatez del extorsionista que, al encontrarse con la víctima, hacía como si estuviera recibiendo instrucciones a través de mensajes de texto a su celular de la presunta mujer”.

No obstante, los uniformados ya lo tenían identificado y procedieron a capturarlo “en flagrancia”. Además, el general Murillo explicó que este hombre, al parecer, “hace parte de una red de prostitución de menores que ofrece servicios sexuales a través de redes sociales”.

La institución dio a conocer varias de las conversaciones entre la joven y el capturado, y allí se observa que le insistía que debía tener relaciones sexuales a cambio de no publicar sus fotos íntimas.

A partir de este caso, el Gaula hizo un llamado para que padres de familia estén atentos a los contactos y conversaciones que sostienen sus hijos en las redes, ya que es allí en donde los depravados están engañando a los menores para obtener información de su vida privada.

Estos son algunos de los chats que reveló la Policía:

Foto: Gaula
Foto: Gaula
Foto: Gaula