A raíz de esto, el ente acusador podría pedirle a la Comisión de Acusación de la Cámara que abra una investigación formal contra el expresidente Juan Manuel Santos por los delitos de “prevaricato por acción, fraude procesal, constreñimiento para delinquir y falsedad en documento público“, publica ese medio.

Las denuncias del comisionado de paz, Miguel Ceballos —que habrían sido soslayadas por el exfiscal Néstor Humberto Martínez, pero reabiertas por el fiscal Francisco Barbosa– sostienen que ‘Gabino’ “llegó a La Habana en julio de 2018, vía Venezuela, con un permiso que no cumplía los requisitos exigidos por la ley colombiana”, señala Semana.

Sin embargo, la revista señala que el problema estaría en el permiso concedido para prolongar la estadía de Rodríguez Bautista hasta el 6 de agosto del 2018, un día antes de la posesión de Iván Duque, pues “no realizó la solicitud de suspensión de las órdenes de captura que se encontraban vigentes contra él en las fechas de los permisos otorgados”.

Ese medio también indica que no sería el único viaje que habría efectuado el jefe guerrillero a la isla para chequeos médicos, pero siempre sin suspender las órdenes de captura, las cuales se basan en por lo menos 29 procesos judiciales en su contra. Asimismo, señala que el senador Iván Cepeda habría sido intermediario para otorgar uno de los permisos.

Los salvoconductos en cuestión suelen emitirse con fines humanitarios en medio de diálogos de paz, pero uno de los requisitos es la suspensión de órdenes de captura, que en este caso no se habría cumplido, explica el informativo.

‘Gabino’ permanecería en Cuba desde 2018 y es uno de los guerrilleros que el gobierno colombiano se empeña en pedir a Cuba en extradición.

Semana también indica que el gobierno cubano incluso habría expresado preocupación por su estadía sin un salvoconducto adecuado, teniendo en cuenta la constante vigilancia del gobierno de Estados Unidos a esos detalles, la cual terminó con la inclusión de Cuba en la lista de países que apoyan al terrorismo, en los últimos días de presidencia de Donald Trump.

Santos no se ha pronunciado al respecto, aunque sí lo hizo uno de sus hijos, Martín, quien matizó el tema como “obsesión” de la directora de Semana, Vicky Dávila.