El alto tribunal no encontró ninguna inhabilidad ni irregularidades en la celebración de contratos por los vínculos que, según la demanda, tenía Mockus con Corpovisionarios.

Los magistrados determinaron que para la época electoral, Mockus no tenía ninguna participación o injerencia como representante legal de esa corporación ni firmo ningún tipo de convenios administrativos con la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía de Bogotá, explicó LA FM.

“El Consejo de Estado advierte que no hay una sola prueba de que el señor Mockus adelantara gestiones para la obtención de esos contratos para Corpovisionarios, de la cual hacía parte y tenía, de manera concurrente, la representación legal. En cuanto a la celebración del contrato, la prueba de muestra que no participó nunca en ella, porque fue realizada por el otro representante legal” de la fundación, detalló la presidenta del Consejo de Estado, Lucy Bermúdez, citada por El Espectador.

Mockus ya había salvado su curul, que obtuvo siendo el segundo senador más votado en las elecciones de 2018, en una primera ocasión, cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) tampoco encontró evidencia que estuviera inhabilitado para ocupar el cargo en el Congreso.