Mazo Sánchez, que fue candidato a la Alcaldía de Florida, en Palmira (Valle del Cauca), es reclamado por la justicia colombiana por supuestamente haber contratado a un sicario para que asesinara a su excompañera sentimental.

No obstante, la Audiencia española suspendió la extradición mientras se resuelve una petición de asilo que el procesado había solicitado desde julio de 2019, por lo que el colombiano seguirá detenido, según informe que conoció Efe.

Mazo Sánchez fue capturado a comienzos de septiembre de 2020 en la isla de Tenerife, donde vivía con su hija de 13 años y fruto de su relación con la víctima, a la que El País de Cali identificó como Luz Helena Belalcázar Rico, de 30 años.

Los hechos por los que acusan a este hombre se remontan a febrero de 2019 cuando un sicario le disparó a Luz Helena dentro de un vehículo de servicio público, cuando la mujer regresaba de hacer una diligencia en una comisaría de Familia en la población de Florida, ya que peleaba la custodia de su hija.

“Ella llevaba año y medio viviendo con sus padres y hermanos. Ese día, el día que la mataron, había estado en Florida tramitando los papeles para la custodia de la niña. Se vino a vivir a Palmira por temor, porque cuando estaba en su casa, en Florida, un día llegaron unas personas para matarla”, contó un familiar al medio caleño, el mismo día en que se conoció la captura del señalado autor intelectual del crimen.

La investigación de agentes del CTI arrojó que Mazo Sánchez, exfuncionario de la Alcaldía de Florida y que también aspiró al cargo, habría pagado a Julián David Salcedo Dagua la suma de 500 mil pesos por asesinar a su expareja.

Salcedo Dagua fue capturado y aceptó cargos por feminicidio, y la Fiscalía explicó, en un comunicado de octubre de 2019, que el hombre reconoció haber disparado contra la mujer, señaló a Mazo Sánchez de haberlo contratado y dijo que hasta lo acompañó y le entregó el arma.

El móvil del ataque fueron los celos en razón a que ella tenía otra pareja, el hecho de que la víctima le estaba reclamando la custodia de la hija menor que tenían en común y la violencia física y psicológica contra ella dada anteriormente”, explicaron las autoridades.

Al oponerse a ser extraditado, tras negar tener relación con la muerte de su expareja, el reclamado alegó pertenencia al partido Conservador de Colombia, su candidatura a la citada alcaldía y ser militante activo para combatir el narcotráfico, así como haber sufrido un intento de secuestro y amenazas.

Estas fotos que publicó Supernoticias Cali muestran los rostros de la mujer asesinada y del señalado autor intelectual.