El comandante de la Policía del departamento, coronel Fabio Rojas, confirmó la situación y le dijo a Tu Barco que los expertos llegaron por vía aérea para detonarlo controladamente.

Preliminarmente, dijo que según las fotografías que obtuvieron “se trata de un explosivo improvisado en un recipiente plástico conectado a dos baterías” y un celular que serviría para accionarlo de forma remota.

Además del colegio y el cabildo, el lugar donde fue abandonado el explosivo también está muy cerca de la estación de Policía del municipio y solamente una vivienda.

El senador y líder indígena del Cauca también denunció el hecho:

Precisamente, las comunidades indígenas se mostraron en máxima alerta porque creen que puede ser un atentado dirigido contra ellos, según le dijo Eduin Mauricio Capaz, coordinador de Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), a Blu Radio y LA FM:

“Seguramente puede ser una retaliación al ejercicio de control territorial que adelantan los guardias indígenas y que no les gustan a las disidencias del sexto frente de las Farc. […] No sería la primera vez en la que supuestos actores armados instalan artefactos explosivos en el sector entre Toribío y El Palo en Caloto”.