El centro médico emitió un comunicado en el que informó que el exjugador fue sometido de “forma inmediata” a una laparotomía exploratoria con la que se descartaron lesiones a nivel de los órganos internos.

“El procedimiento no presentó complicaciones y, en este momento, el paciente se encuentra en su postoperatorio mediato con mejoría significativa de su condición de salud”, indicó el hospital en el documento.

De acuerdo con el Gol Caracol, familiares de Salazar, quien también jugó en Patriotas, Tigres, Fortaleza y Llaneros, confirmaron que el ataque se presentó mientras el antioqueño salía de dejar a sus dos hijos en la casa de la madre; allí, un hombre de propinó dos tiros y le pegó con el arma en la cabeza.

Allegados al exjugador de Santa Fe destacaron en El Tiempo que el ataque se habría producido por un problema personal relacionado con la expareja de Salazar, por lo que hicieron un llamado a las autoridades para que el caso no quede en la impunidad.

Este es el comunicado del hospital: