La víctima, de 59 años, estaba de vacaciones con su esposa en la Ciudad Amurallada, y murió hacia las 10:30 de la mañana de este domingo, de acuerdo con Caracol Radio.

La pareja habría decidido “contratar los servicios turísticos con una empresa legalmente reconocida”, que los transportó hasta el sitio donde falleció el hombre, destacó El Universal.

El estadounidense “se encontraba careteando y al parecer de un momento a otro dejó de respirar”, precisó el capitán Luis Fernando Lara, comandante de Guardacostas, citado por el diario.

Las unidades de Guardacostas acudieron al rescate del cadáver la víctima y lo dejaron a disposición de las autoridades competentes, que lo trasladaron hasta Medicina Legal. Hasta el momento, se desconoce la identidad de la víctima, agregó la emisora.