Arango se refirió a un escuadrón que está conformado por trabajadores, con apoyo de empresas cementeras, cuya misión será la de adelantar una campaña de limpieza en varias ciudades del país.

La ministra aprovechó para agradecer a Asocreto, que es la asociación de productores de concreto, pues dijo que esta agremiación “prestó 19 mezcladoras” para distribuir el producto con el que se están fumigando sitios en donde pueda haber rastro de coronavirus.

“Las tenemos en 19 capitales desinfectando la ciudad, plazas de mercado, paraderos de buses, buses, carros, sitios que tocan las personas, puertas, en fin, para tratar de contagiarnos lo menos posible”, precisó Arango.

La funcionaria dijo que esta campaña “ya empezó”, y que espera que concluya con las expectativas que se tiene para atajar la propagación del virus COVID-19.

En redes sociales, las principales cementeras compartieron imágenes de cómo es el proceso de desinfección para matar el temido virus.

Aquí puede escuchar el anuncio de la ministra Arango (desde el minuto 18), que también habló de la entrega de “un millón de mercados” para familias indígenas, líderes sociales y miembros de la comunidad LGBTI.