La juez acogió la petición de la Fiscalía para estas cinco personas, que fueron detenidas mientras recibían 500.000 dólares de manera simultánea en dos hoteles de Bogotá.

Los investigados deberán responder por concierto para delinquir y cohecho, y enfrentar el juicio en prisión.

Los implicados abusaron de la función pública y está probado que cometieron un delito al recibir dinero para influir en decisiones judiciales y administrativas de interés nacional a través de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), dijo la juez, citada por W Radio.

Sin embargo, la funcionaria judicial también resaltó que hayan logrado evitar la extradición de ‘Jesús Santrich’, como lo indicaron las primeras versiones de la Fiscalía. Esa información tampoco ha sido probada en las audiencias, según entes de control como la Procuraduría, y por eso debe ser objeto de mayor investigación por parte del ente acusador.

La juez también descartó que el agente encubierto fungiera como provocador porque no había participado en reuniones anteriores, y que el “despliegue criminal ya se venía desarrollando como lo había anunciado un memorando de la DEA”, citó El Tiempo.

La emisora agregó que los indiciados son considerados como un peligro para la sociedad y para el proceso judicial y por eso los envió a prisión.