Yarleidys Bonnet aseguró, en Noticias Caracol, que apenas se bajó del transporte público los sujeto se le acercaron y la hiriendo, diciéndole que ella era la que estaba “llevando el virus al barrio”. 

La enfermera, que para el momento del ataque vestía su uniforme, recibió una puñalada profunda en el sector derecho de su abdomen, pero por fortuna no se comprometió ningún órgano, dijo en el noticiero.

Los vecinos del barrio, ubicado en el sur de Bogotá, auxiliaron a Bonnet y la llevaron a un hospital donde le dieron una incapacidad que termina este martes.

Ahora la enfermera, que trabaja a domicilio con pacientes crónicos y no tiene contacto con personas con coronavirus, está temerosa de reintegrarse a su trabajo y que la vuelvan a atacar porque usualmente regresa a su casa a las 10:00 de la noche, narró en el informativo.

Además, el ataque contra Bonnet, aseguró ella, fue solo por el ejercicio de su profesión, pues aunque llevaba su celular, billetera y bolso, no le quitaron nada cuando la apuñalaron.