La droga era transportada en un camión tipo vactor que recolectaba residuos orgánicos, incluyendo excrementos humanos, destacó El País, de Cali.

El director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, citado por el periódico vallecaucano, destacó que la cocaína fue hallada por la Policía de Tránsito y Transporte, en jurisdicción de Buga.

Así mismo, Atehortúa señaló que los narcotraficantes utilizaron los excrementos humanos para evadir los controles de la Policía.

En el hallazgo, fue capturado el conductor del camión, identificado como Jesús María Castillo Zuluaga, de 53 años de edad, dio a conocer el rotativo regional.

Según el relato de El País, el hombre respondió de manera intranquila a las preguntas de los policías, lo que despertó las sospechas de los uniformados. Además, durante la inspección del camión, los agentes se dieron cuenta de que había una soldadura irregular que ocultaba el cargamento, informó Noticias Caracol.

Posteriormente, un uniformado se metió al contenedor del camión en donde encontró una caleta de 40 centímetros de ancho por 40 de alto, donde estaban 432 paquetes, forrados en plástico de color azul, que contenían 528 kilos de clorhidrato de cocaína, agregó el noticiero.

Las condiciones de insalubridad eran tales, que fue necesario el apoyo de los Bomberos de Buga, que le suministraron oxígeno al policía mientras hacía la desagradable inspección.