Tratando de no entrar en una controversia, el jefe de Estado Iván Duque les dijo a los entrevistadores de Blu Radio que no le iba a contestar a Londoño, exministro del Interior en el primer gobierno de Uribe, a quien calificó como un personaje que “se alimenta de su propio odio”.

“Quiero decirle que aquí estamos con el programa de gobierno con el que yo gané la nominación, primero, dentro de mi partido. […] Frente a las expresiones de odio, prefiero ignorarlas”, manifestó Duque.

Para el mandatario, aseveró él en la entrevista, esas expresiones de “odio” hacen parte de “los más profundos extremos” a los que algunas personas pertenecen y que, según el mandatario, no representan el sentir de los colombianos.

“Yo frente a esto no vuelvo y creo que las mezquindades de algunas personas, y el odio con el cual alimenta su espíritu, solamente a quedarse en los más profundos extremismos y esos son los extremismos que los aíslan de los sentimientos del pueblo colombiano”, agregó el jefe de Estado.

Asimismo resaltó la libertad de pensamiento que existe dentro del partido de Gobierno.

No obstante, para muchos, las declaraciones de Londoño contra Duque, al que viene criticando recientemente, significan una fractura del uribismo pues eso ha ocasionado un enfrentamiento entre figuras que se supone que tienen los mismos lineamientos políticos.

Tal es el caso de Ernesto Macías, que se ha enfrentado a Londoño por defender la gobernabilidad de Duque.