Las víctimas pertenecen a una misma familia indígena que reside la vereda Loma Larga, en zona rural de Timaná, donde administran una finca, informó La Nación, de Huila.

Apenas se conoció la intoxicación, los bomberos y otros organismos de socorro llegaron al lugar para atender la emergencia, pero Diego Fernando Tapiero e Issac Yase Calapsu, ambos de 3 años de edad, no resistieron la intoxicación y fallecieron, según el medio regional Laboyanos.

No obstante, Blu Radio aseguró que “las autoridades investigan si los menores fueron envenenados o se trató de un accidente”.

Marco Artunduaga, alcalde de Timaná, dijo citado por Caracol Radio: “La madre de uno de los menores manifiesta que se trató de un accidente; pero según indican los médicos que los atendieron, sus condiciones indican que no se trata de un accidente, sino un caso de intoxicación”.

Todos los menores, de entre 2 y 4 años, fueron trasladados en principio al Hospital San Antonio para poder estabilizarlos y luego los remitieron “a otros centros asistenciales de mayor complejidad dada su condición”, añadió La Nación.

Los tres menores que sobrevivieron fueron identificados como Kevin Matías Tapiero, de 4 años; Sherica Sofía Fernández, de 2 años y Jader Steven Fernández, de 3 años, y, puntualizó Laboyanos, están bajo observación en el Hospital de Pitalito con graves lesiones.

Entre tanto, Blu Radio agregó que Jorge Ome, comandante de Bomberos del municipio, explicó que “los menores son hijos del mayordomo de una finca aledaña”.

Mientras los niños se recuperan, las autoridades continúan en el lugar de los hechos adelantando la investigación.