Cuando parecía que el acuerdo con el Gobierno sobre el protocolo era completo, la administración de Claudia López anunció que “se aparta del Protocolo adoptado en Res.1139 de 2020, en dos puntos“.

Frente al primero de ellos, la Secretaría Jurídica Distrital explicó que “no se requiere el otorgamiento de permisos para manifestaciones públicas” pues “el eventual aviso es potestativo y tiene carácter meramente informativo”.

En segundo lugar, Blu Radio explicó que la Alcaldía difiere en el punto en el que se ordena crear un grupo élite para “coordinar con los líderes de los manifestantes el cómo y por dónde se llevará a cabo la movilización“.

Según la Secretaría Jurídica, el alcance de la resolución “en cuanto a las instancias de coordinación (PMU y Mesas de Seguimiento) es más amplio y garantista que el Grupo Élite establecido“.

Aunque ambos puntos parecen no tener implicaciones inmediatas para las manifestaciones de este miércoles 21 de octubre, podrían abrir un nuevo frente en los roces de la administración López y el gobierno Duque.