“Acepto la responsabilidad por lo que fue una decisión irrespetuosa que habla mal de quién soy yo y de mi país. Quiero pedir disculpas por ese acto que hoy me da vergüenza”, comentó el sujeto a las autoridades, declaración que cita El Colombiano.

De acuerdo con Andrew, lo que estaba fumando con sus amigos no era marihuana sino tabaco, y todo se trataba de una broma para burlarse de los turistas que solo visitan Medellín para consumir drogas.

“Fingimos fumar marihuana para hacer reír a unos amigos”, indicó el estadounidense, que reside en Medellín desde hace varios meses.

Por último, el sujeto comentó que siente pena por su comportamiento y que irrespetó a la ciudad que tanto quiere. 

La Policía de Medellín le impuso un comparendo tipo 2 por 220.000 pesos por su falta, informó Noticias Caracol.

Este es el video en el que sale el turista fumando con sus amigos en una cabina del sistema de transporte. El hecho se volvió viral y generó varias reacciones de rechazo en la ciudad.