De esa cantidad, 137 no sirven y dos  fueron declarados en pérdida total, según el peritaje que mandó a hacer la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y difundió Caracol Radio.

Además, uno de los carros fue reportado como robado, mientras que los otros 138 serán puestos en venta, dijo la emisora, pese a que varios de estos tienen fallas en la suspensión, las cajas compactadoras, los frenos o las llantas.

Por esos vehículos, de acuerdo con la cadena radial, la Alcaldía de Petro pagó 80.000 millones de pesos para que la empresa Aguas de Bogotá hiciera aseo en el 100 % de la capital. No obstante, el servicio solo se prestó en el 52 % de la ciudad.

Por este caso, el exalcalde y el exgerente del acueducto tendrían que pagar una multa superior a los 40.000 millones de pesos por comprar vehículos que presentaban fallas mecánicas y no cumplían las especificaciones requeridas, aseguró el medio.