El comandante del Ejército, el general Eduardo Zapateiro, informó de la destitución de los militares “que incumplieron con el código de honor y con la misión impuesta durante actos del servicio”.

De acuerdo con el alto mando, el retiro de los soldados se da porque estos no se ciñeron “a las calidades de buen servicio y convivencia, desligándose de las funciones impuestas”.

Con esto último, Zapateiro alude a la orden que tenían los militares de reforzar la seguridad en el municipio atlanticense y velar por el cumplimiento de la medida de aislamiento obligatorio que rige en el país para contener la COVID-19.

Contrario a esa misión, y de acuerdo con un video que fue publicado en varios medios de comunicación y circuló en redes sociales el pasado 2 de junio, los uniformados se grabaron mientras patrullaban por las calles de Puerto Colombia cantando reguetón y festejando con una botella de whisky al interior del vehículo oficial, dijo Blu Radio.

Los uniformados pertenecían al Batallón de Policía Militar número 2, de Barranquilla, y fueron destituidos al día siguiente de que se conociera la mencionada grabación, precisó el comandante del Ejército.

El conductor del carro también fue sancionado por la empresa de transportes que tiene el contrato con la Alcaldía de Puerto Colombia para realizar el recorrido por las calles de ese municipio costeño, dijo RCN Radio.

Este es el polémico video: