La fábrica clandestina que almacenaba cientos de botellas para comercializarse en establecimientos de rumba estaba ubicada en la localidad Antonio Nariño, sur de Bogotá, informó Noticias Caracol.

El licor adulterado iba a ser distribuido en zonas del norte, centro y sur de la ciudad, agregó el informativo, que señaló las bajas condiciones de higiene que tenía el lugar.

El mayor Yeison Cubides, comandante de la estación de Policía de la localidad Antonio Nariño, señaló al noticiero que ingerir productos de este tipo afectará la salud de las personas que lo ingieren.

Cabe destacar que en muchas ocasiones las personas que consumen estas bebidas desconocen su origen y piensan que están consumiendo una botella de licor fabricada y expendida por empresas autorizadas.

Aquí puede ver el video de la incautación de las botellas de licor adulterado que planeaban ser expendidas en establecimientos de rumba para las celebraciones de día del padre y Copa América.