Al parecer, los desmanes comenzaron por un requerimiento al hijo de la mujer, que estaba —presuntamente— consumiendo estupefacientes en vía pública, informó Radio Súper.

Durante los momentos de confusión se escucharon varias detonaciones mientras varios ciudadanos corrían desesperados por la zona de los apartamentos de Río Cauca.

En el video compartido por la cuenta de Facebook de la emisora local se puede ver a los habitantes del sector huyendo de un grupo de cerca de 20 policías.

Durante los disturbios, según se ve en el material audiovisual, uno de los uniformados recogió un objeto del suelo —aparentemente una piedra— y lo lanzó a los ciudadanos, como si fuera un manifestante.

Mientras esto ocurría, la gente les pedía a los agentes que tuvieran cuidado, pues había varios niños en el sector.

Durante los desórdenes, en la escena apareció una mujer ensangrentada que denunció ante la cámara que los policías le dieron “garrote”.

El hombre que estaba grabando el enfrentamiento, y que se identificó como ‘Chiqui Blogguer’, le preguntó a la mujer por qué había sido golpeada.

Ella contestó que le había quitado el casco a uno de los policías después de que le quitaron la cédula a su hijo “porque estaba fumando”.

La señora, que se identificó como Jenny Erazo, señaló que, en medio de su discusión, la “revolcaron” y luego fueron a su apartamento a darle “garrote”.

“Tres policías me dieron garrote a lo loco allá adentro”, agregó la mujer.

Segundos después, la comunidad se reunió y el grupo de policías se fue del lugar.

Uno de los transeúntes afirmó que el enfrentamiento con la comunidad comenzó porque los policías tuvieron la discusión con la mujer.

Sin embargo, el ciudadano que grabó la escena no tomó el testimonio de los policías. La institución tampoco se ha manifestado sobre el episodio desde sus redes sociales.

Así fueron los desmanes en el oriente de Cali: