Los vecinos del sector, incluso, se atreven a decir que el de Los Héroes es ahora “un monumento a la olla de consumo más grande a cielo abierto del norte de la capital”. Así lo denunciaron en Citynoticias.

Sin importar la hora, vendedores y consumidores de drogas llegan a ese icónico lugar de Bogotá para comercializar los alucinógenos, agregó el canal local.

Es tal el nivel de demanda, que hasta vehículos particulares se detienen en plena Autopista Norte a comprar la droga.

Un vecino del monumento le dijo al informativo que todo empezó con un grupo de ciclistas, pero hoy toda la venta de droga de la zona se concentra allí.

El medio capitalino dio a conocer que, por lo menos, 5 jóvenes son los encargados de llevar y comercializar la droga. Ellos caminan por todo el monumento vendiendo las dosis de los estupefacientes.

Supuesta autorización para el consumo

Ante el evidente deterioro de la seguridad y del buen ambiente en el sector, algunos miembros de la comunidad mencionaron un presunto permiso que fue otorgado por la alcaldía local que les permitía a varios jóvenes reunirse los miércoles en ese punto.

El secretario de Seguridad, Hugo Acero, citado por el informativo, dijo que allí se reunían colectivos de ciclistas, pero nunca para consumir drogas, como lo denunciaron los ciudadanos. El funcionario dijo que gradualmente fueron desplazados por los jíbaros.

Acero negó tajantemente que desde el Distrito se otorgara la supuesta autorización y anunció una profunda investigación.