Las grabaciones fueron publicadas en esa red social por Rosa Juliana Herrera, directora de Protección Animal Cundinamarca, quien señaló a la empresa MascoHouse como responsable de las “escenas de maltrato” en las que los perros habrían recibido “daño físico y emocional”.

Por lo relatado por la denunciante en Twitter, los videos pertenecerían a cámaras de seguridad del mismo establecimiento y, según se nota en una de las grabaciones, los hechos habrían sucedido en marzo pasado.

Herrera indica que su oficina está al tanto de la situación y que brindará la asesoría técnica para la respectiva investigación que le exige iniciar a MascoHouse “por manejo inadecuado de animales por parte de un trabajador”.

“Cogen a nuestra mascota a patadas, humillaciones. Es algo indignante, cruel y humillante”, dijo en Noticias Uno Andrés Forero, propietario de un samoyedo de 7 meses que, según ese medio, es uno de los perros que se ve en los videos huyendo de la agresión de uno de los adiestradores.

Por los golpes, el can terminó tenso y retraído, y con la rótula luxada, añadió el informativo.

“En la última semana había presentado un dolor en su pata, pero pensé que era porque corría mucho”, expresó Forero en W Radio, donde explicó que se enteró del maltrato porque le llegó el mencionado video a su WhatsApp.

César González, dueño de MascoHouse, indicó en la emisora que se han adoptado las medidas para corregir la situación.

“Nosotros condenamos el maltrato animal y proporcionamos a la Policía toda la información”, señaló González en la frecuencia radial.