Se trata de Andrés Felipe Palacios, estudiante de Antropología de la Universidad Nacional, que fue capturado este martes junto a Óscar Julián Duarte en uno de los 27 allanamientos que las autoridades adelantaron en la capital del país.

El general Gustavo Moreno, subdirector de la Policía, le había explicado a Caracol Radio que Palacios y Duarte fueron privados de su libertad porque se les encontraron elementos para fabricar explosivos y estaban relacionados con actos violentos en protestas anteriores. Por esa razón, los dos hombres fueron llevados a la justicia por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso restringido de las Fuerzas Armadas, según conoció Blu Radio.

Sin embargo, durante las audiencias que se adelantaron contra ellos este miércoles, la Fiscalía determinó que no existían las pruebas suficientes contra Palacios.

“Se definió que en contra de alias ‘Chiqui’ (Palacios) no había suficientes pruebas para vincularlo a los delitos que le señalaban, por lo que consiguió la libertad, aunque sigue incluido a la investigación”, explicó Blu Radio.

Aún se desconoce si Duarte correrá con la misma suerte que su compañero.