En el momento en que el presidente Iván Duque hizo el anuncio, de la designación del hasta hoy canciller en la cartera que dejó Guillermo Botero, advirtió que la seguridad ciudadana era una de sus principales responsabilidades.

Duque aseguró que quiere terminar el año con cifras récord en términos de reducción de homicidios y secuestros, para tener las tasas más bajas desde 1985 y 1984, respectivamente. También señaló que deberá enfrentar el hurto a personas, delito que sí aumentó por los datos que arroja el subregistro.

El mandatario también le pidió a Trujillo avanzar en protección de los derechos humanos, en tareas como el desminado y evaluar los riesgos que tiene el país. Además le exigió mejorar la seguridad en zonas como el bajo cauca antioqueño, el Catatumbo, en Arauca, en el pacífico nariñense y avanzar en el plan social para el Cauca.

Por último, señaló que deberá hacerle frente al narcotráfico, la erradicación de cultivos ilícitos y los grupos armados organizados en todo el territorio nacional.

Como respuesta, Trujillo afirmó que asumir el Ministerio de la Defensa es el “honor más grande” de su vida y por eso le brindará todo su apoyo y confianza a la Fuerza Pública.

Para el nuevo ministro, los colombianos les deben toda su gratitud a las Fuerzas Militares y de Policía; por eso, empezó por comprometerse a trabajar por “el bienestar de las mujeres y los hombres que integran la Fuerza Pública” y fortalecerá el sistema de salud, al tiempo que buscará poner en marcha la ley del veterano.

Luego sí hizo referencia a la seguridad de los ciudadanos y la convivencia, y prometió mejorarlas. Pues pese a que aseguró que su antecesor tuvo logros “positivos”, ahora se deben obtener “más y mejores resultados” para reducir delitos como el hurto y el homicidio y al extorsión.

Trujillo volvió su mirada de nuevo a los militares y dijo que se debe defender “su transparencia y pulcritud”, y que se enfocará en ello para cumplir las instrucciones del presidente, teniendo en cuenta que el uso de la fuerza debe sujetarse a las normas del derecho internacional humanitario.

A renglón seguido el nuevo jefe de la cartera prometió “fortalecer las capacidades de la Fuerza Pública y fortalecer el pie de fuerza de la Policía”. Al tiempo que buscará objetivos de alto valor, a las cabezas de los grupos organizados e intentará desarticular redes economías ilícitas.

Y solo allí, en el séptimo lugar de su listado, Trujillo dijo que la “protección de los líderes sociales y las comunidades indígenas seguirá siendo prioritario”. Por último, mencionó que profundizará la lucha contra el narcotráfico y la erradicación de cultivos ilícitos.

Las declaraciones de Duque y Trujillo en el siguiente video: