Y es que en Bogotá, a diario, cerca de 4 millones de pasajeros se transportan mediante el sistema integrado, destacó la empresa.

Así pues, de acuerdo con las cifras expuestas por el sistema masivo, se verá en obligación de suspender el ingreso de pasajeros cuando en el sistema troncal complete 843.000 validaciones, cuando en el zonal registre 510.000 y en Transmicable tenga 8.750 pasajeros.

Pero, ¿cómo determinará cuando llegue a esa cifra? Transmilenio destacó que implementará una prueba piloto que permitirá realizar el control del ingreso de los usuarios al sistema mediante la verificación de las validaciones realizadas en los torniquetes. 

La empresa especificó que se establecerán rangos de tiempo y número de usuarios permitidos para ingresar al portal o estación.

Eso sí, cuando se supere el 35 % permitido, se emitirá una alerta y se restringirá el acceso de los usuarios hasta que vuelva a haber disponibilidad en estaciones y portales.

Por otro lado, para saber que hay disponibilidad de cupos, Transmilenio dijo que será posible a través de videos captados por las cámaras instaladas en los portales y estaciones.

Además, se implementará un algoritmo que permitirá detectar aglomeraciones, indicando cuándo se podrá dar apertura nuevamente a la estación o portal.

Regulación de demanda

El sistema dice que esta se hará por medio de las validaciones que se registren en cada estación y portal.

De igual forma, recomienda a los pasajeros no subir a los buses que vayan con el cupo lleno. Lo mejor siempre será esperar al siguiente vehículo.

El sistema recordó a sus usuarios que la autorregulación es vital. También ejecutará un plan piloto de marcación de las sillas para garantizar el distanciamiento entre los usuarios.

Por otro lado, con mensajes enviados por el operador al centro de control, se identificará la disponibilidad de cupo en cada vehículo. En caso de no tener cupo no se recogerán más usuarios.