“Recibimos un requerimiento de un establecimiento comercial donde nos informan que había una mujer que estaba en alto grado de exaltación, manifestando que ella tenía el COVID-19 y que todos los del establecimiento se iban a morir”, detalló Sánchez, en diálogo con Noticias Caracol 

Cuando las autoridades llegaron al lugar solicitaron la cédula de la mujer, identificada como María Victoria, y se comunicaron con un familiar de ella, continuó el relato en ese informativo. 

“El familiar nos informa que era mentira (que ella tenía coronavirus); que había estado guardando la cuarentena en su residencia, que era el primer día en que ella salía. Notamos que se encontraba en estado de embriaguez; así que procedimos a retirarla del establecimiento”, añadió la patrullera en el noticiero.  

Allí empezó la secuencia que quedó registrada en video, y fue difundida por redes sociales, donde la mujer se ofusca y comienza a insultar e intentar agredir a los policías.   

De acuerdo con la agente “en el grado de exaltación de la mujer se le notificó la orden de comparendo por irrespeto a la autoridad”. El informativo precisó que la suma a pagar por la intolerante será de 980.000 pesos.