El senador Iván Cepeda explicó en Caracol Radio la inconveniencia de la afirmación de Arango, porque, para él, resulta “totalmente ofensiva con una situación tan delicada para gente que corre riesgo en todas las regiones”.

De acuerdo con Cepeda, se trata de una declaración “supremamente indigna, porque es un alarde de inhumanidad y cinismo. La ministra sabe bien que estos asesinatos que están ocurriendo en Colombia (cada dos días un líder social es asesinado) tienen un impacto muy significativo”.

“Esas personas que están siendo asesinadas son los voceros de comunidades enteras”, enfatizó el parlamentario en la emisora, y sumó su voz a la de la cantante Adriana Lucía, que también criticó a la funcionaria.

“Si se tratase de discutir en gracia, una absurda discusión, de si es equiparable un asesinato que tiene un claro impacto político con un asesinato que pues también cuesta una vida humana, pero es un asesinato de la criminalidad común, pues obviamente habría que decir que el asesinato de un líder social impacta a miles de personas que son quienes hacen parte de las comunidades rurales en Colombia”, dijo Cepeda en ese medio.

Cepeda criticó en la frecuencia radial que la ministra, “en un alarde, uno no sabe si de ignorancia o de atrevimiento o de absoluta falta de escrúpulos morales”, señale que ambas cosas tienen la misma importancia.

“Entonces, uno se pregunta: ¿la política del Gobierno ahora escala a un nuevo nivel de irresponsabilidad frente a este fenómeno, que es trivializar el asesinato de los líderes sociales? ¿De eso se trata ahora?”, continuó Cepeda en Caracol Radio.

Y también hizo una comparación: “Porque, por lo menos, si bien no se había logrado parar estos asesinatos, por lo menos con la ministra anterior no se trivializaba y se ponía este asunto en el lugar que corresponde, por lo menos en el discurso oficial que es el de un asunto prioritario del Estado”.

La inconveniencia de las palabras de Arango también se evidencia porque se produjo justo antes que se revelen nuevos datos de la ONU sobre la difícil situación de derechos humanos que viven muchos líderes sociales en Colombia, acotó el periodista Gustavo Gómez.

“La comparación totalmente ofensiva con una situación tan delicada para gente que corre riesgo en todas las regiones”, agregó el periodista.

En esa misma emisora, el senador del Centro Democrático Santiago Valencia dijo: “Yo creo que lo que ha dicho la ministra es acertado, es un dato estadístico, es real. En Colombia el año pasado hubo aproximadamente 12.000 homicidios de los cuales 107 fueron de líderes sociales. Esto quiere decir, sin ninguna duda, que desde el punto de vista numérico estadístico hay más homicidios en el país por robo de celulares que de líderes sociales”.