En la ponencia, dice la emisora, el magistrado Lizarazo argumenta que eran 92 congresistas los que estaban habilitados para votar a favor o en contra de las objeciones que el presidente Iván Duque le hizo a la ley estatuaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y no 94.

La razón es que, asegura el medio, no se debe contar las curules de Aída Merlano, detenida por presunta compra de votos, e ‘Iván Márquez’, exjefe guerrillero oculto.

La cifra de senadores, en principio, era de 108, explica la emisora. Sin embargo, sin contar a Merlano y a ‘Márquez’ la cuenta quedó en 106. A eso se le agrega el impedimento de 14 senadores entre los que se encuentran los del partido Farc.

En ese sentido, indica el medio, el número de senadores habilitados para votar quedó en 92, por lo que para hundir las objeciones se necesitaba la mayoría absoluta, es decir, 47, cantidad de votos que se consiguió.

Lizarazo dirá que las objeciones se hundieron tanto en Senado como en Cámara, cosa que respaldarán los 8 magistrados de la Corte Constitucional, dijo la emisora.

Fuentes del diario El Tiempo corroboraron la versión que entregó la emisora, y asegura que “entre los magistrados habría una mayoría que le daría la estocada final a los repartos de Duque, estableciendo que los votos en el Senado y en la Cámara si fueron suficientes para hundir las objeciones”.

El alto tribunal no tocará el tema de que si las objeciones de Duque fueron inconstitucionales (y no tendrían lugar a ser) o si fueron por inconveniencia, como argumentó el Gobierno, según Blu Radio.