Según el comandante de la Segunda Brigada del Ejército, coronel Juan Carlos Aparicio, el oficial tenía la orden de ubicar a soldados que estuvieran por fuera para hacer una base de datos y coordinar un posible transporte, indicó Blu Radio.

No obstante, el coronel Armando Ortiz, a cargo del batallón militar N° 2, llamó a un de los subalternos —aseguró la emisora— y le dijo que si no se presentaba le iban a deducir el sueldo. 

La amenaza del uniformado quedó grabada en un audio, citado por el medio, en el que el soldado explica que vive en otro municipio cerca de la frontera con Venezuela, y que por la cuarentena no encuentra transporte para movilizarse.

“Eso ya es un problema que es muy suyo. Si usted quiere venir a trabajar, si usted quiere que le llegue pago el próximo mes, porque si no van a venir a trabajar pues toca deducirlo y eso es lo que queremos evitar”, respondió el coronel Ortiz, de acuerdo con la radio.

Por esa situación, la Segunda Brigada del Ejército abrió una investigación disciplinaria a Ortiz “con el fin de verificar si hay méritos para tomar la acción correctiva”, confirmó a la frecuencia radial el comandante Aparicio.