“Es preocupante la situación porque no hay clientes y nosotras vivimos del producido; del día a día”, informó la vocera del Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia (Sintrasexco), Fidelia Suárez, en diálogo con Caracol Radio.

En sus cuentas estima que son cerca de un millón de personas las que se dedican a ese oficio y que se están viendo afectadas por el aislamiento social, que ha metido a muchas personas en sus casas. “Nosotras no estamos en condiciones para encerrarnos, porque somos el pilar de nuestros hogares”, indicó en esa frecuencia radial.

Suárez reclamó al gobierno porque siempre “le ha huido a la responsabilidad que tiene hacia la población que se dedica al trabajo sexual, siendo uno de los trabajos más antiguos”, añadió en la emisora.

Finalmente, alertó sobre la situación que viven muchas de sus compañeras, que tienen hijos en guarderías y que ante el cierre de escuelas y jardines infantiles, han sido “despachados a sus casas”.