“El gobierno italiano cerró las fronteras y nos quedamos sin forma de salir; el hotel cerró, empezó la crisis en esta ciudad. Cerraron todos los supermercados, todas las tiendas”, informó el hombre en diálogo con Noticias Caracol.

Detalló en ese noticiero que debido a los cierres temporales por el coronavirus; se han clausurado restaurantes, supermercados y centros comerciales, por lo que están alimentándose “a base de frutas y agua”.

También señaló que la situación de su mamá es muy complicada porque sufre de hipertensión y se le están agotando los fármacos. “Está muy demacrada, necesita tener sus medicamentos pronto”, concluyó en el informativo.