Las pérdidas económicas para los rumbeaderos que llevan cerrados más de 3 meses suman 2,2 billones de pesos, informó Camilo Ospina, presidente de Asobares, en diálogo con el Noticiero CM&. 

El dirigente gremial hizo un llamado al Gobierno para que los ayude con el aplazamiento del pago de impuestos, los servicios públicos y los cánones de arrendamiento.

Hemos venido insistiendo en el tema de los arriendos; como mínimo debería existir una formula 50/50, porque esta es una pandemia que no esperábamos”, indicó Ospina en conversación con RCN Radio. 

Por su parte, los dueños de sitios que se mantienen de pie expresan su desconcierto ya que no tienen pistas de cuándo será la reapertura económica de ese sector. 

Lo más fuerte es la incertidumbre; no sabemos ni cómo, ni cuándo, ni dónde (se podrán reabrir los bares)”, señaló a CM& Hugo Sánchez, dueño del bar Café Cinema, en Bogotá. 

Los propietarios de algunos bares anunciaron una marcha para el próximo viernes, aunque no dieron detalles del recorrido que harán para expresar su descontento por la falta de ayuda durante la pandemia, concluyó ese informativo.