El cabildante del partido Alianza Verde Terry Hurtado puso el tema sobre la mesa y dijo que el monumento a Sebastián de Belalcázar debe ser trasladado a un lugar cerrado, en Cali. 

Proponemos que la estatua sea reubicada en la Casa de las Memorias, El Conflicto y la Reconciliación. Un lugar donde sea exhibida en el contexto de la historia completa del conquistador y del momento que lo recuerda”, detalló el concejal, en un video difundido en redes sociales.

Hurtado expuso su argumento detallando que Belalcázar participó en la masacre indígena de Cajamarca (actualmente en Perú) en 1532 y que por eso es “mejor reemplazar su estatua por un monumento a las etnias” que agrupan a los habitantes del Valle del Cauca, agregó, en diálogo con Blu Radio. 

El monumento a Sebastián de Belalcázar (fundador de Cali y Quito) fue instalado en el Mirador del Oeste, un importante atractivo turístico de la capital vallecaucana, el 25 de junio de 1937, como conmemoración del cuarto centenario de la fundación de la ciudad, concluyó la información. 

Este movimiento, que busca tumbar las estatuas de los conquistadores con pasado vinculado al esclavismo y a la masacre de pueblos nativos, empezó en Estados Unidos después del asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd. 

El pasado 10 de junio, Cristóbal Colón, fue la ‘nueva víctima’ de esas protestas contra el racismo. Una estatua del descubridor de América fue decapitada en Boston por el movimiento que exige la retirada de figuras que consideran “simbolizan la discriminación”.