Mientras afinaban los instrumentos, los mariachis y la familia que los contrató fueron sorprendidos por una patrulla de la Policía que llegó hasta el inmueble, luego del llamado de un habitante de la urbanización Terranova, que alertaba sobre el incumplimiento del aislamiento obligatorio, informó El Heraldo.

“Los uniformados impidieron que la misión musical se llevara a cabo e interrogaron al director de la agrupación, quien se identificó como venezolano. Dijo que el grupo lo conformaban cuatro personas”, destacó el diario local sobre la situación.

Al verificar el hecho, la autoridad impuso dos comparendos por infringir la medida; uno, al director del grupo y el otro a la persona que los contrató, confirmó el medio.

Por su parte Blu Radio habló con el coronel Óscar Solarte, comandante de Policía de Santa Marta, quien señaló que además de la multa económica a estas personas “se les hizo un llamado de atención para que haya un compromiso en el cumplimiento de estos decretos”.

El oficial además recalcó que no solo se trata de violar las normas, sino de preservar la salud de los mariachis y los asistentes al evento.

Finalmente, cada uno de los infractores deberá pagar una multa de 936.000 pesos por quebrantar el decreto impuesto por el gobierno nacional, el cual irá hasta el próximo 13 de abril.