López dijo en en entrevista con Semana que 4 de cada 10 pruebas que se hacen en cualquier parte de Bogotá dan positivo, lo que, según ella, tiene que ver con la reapertura de la economía, el día sin IVA y las marchas que se presentaron en la capital.

“Ahora, por eso, ni marchas, ni día sin IVA y además cuarentena sectorizada para que este indicador, que por fortuna ya se ve a la baja, siga bajando hasta que sea menos de uno. De tal manera que el que está contagiado, está contagiado consigo mismo y su entorno cercano, pero deja de contagiar a otros. […] Ya estamos en un momento en el que 4 de cada 10 pruebas que hacemos dan positivas. A ese nivel de positividad, necesitamos bajar el nivel de contagio”, dijo López.

Las unidades de cuidado intensivo no darían abasto si continúa ese nivel de propagación del coronavirus, aseguró la burgomaestre de la ciudad en el medio, y por lo mismo ordenó una cuarentena sectorizada, aunque reconoció que ella prefería un aislamiento absoluto en toda la capital, por 14 días.

Según López, de 10 personas que tienen coronavirus en Bogotá, 8 son asintomáticos, por lo que no tiene complicaciones en la salud.

El problema son esos 2 de cada 10 que sí desarrollan síntomas; si son mayores de 60 años, manifestó alcaldesa, es casi seguro “que van a terminar hospitalizados”, y posiblemente necesitarán una cama UCI.

Finalmente la alcaldesa de Bogotá dio un parte de tranquilidad diciendo que los ventiladores necesarios para atender el pico de la pandemia, que llegaría a finales de agosto, ya están.