Esto es lo que dice el panfleto en contra de la población venezolana:  

“Llegó la hora de la limpieza para toda Bucaramanga. Gamines y ladrones que por lo general son venezolanos van para el piso, al igual que quien los acoja, ya que quien los acoge está de acuerdo con la delincuencia. Dicha limpieza se hará por petición de la misma ciudadanía. A los que tengan venezolanos empleados en sus negocios les damos 48 horas para que los reemplacen”.

Al respecto, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez rechazó estas intimidaciones en Twitter y aseguró que la posición del Gobierno es de “solidaridad y acompañamiento” con los migrantes venezolanos.

“Queremos ser muy enfáticos: cualquier amenaza contra la vida de la población venezolana o colombo-venezolana constituye un delito. Por tanto, los responsables de esos panfletos tendrán que afrontar consecuencias judiciales”, indicó Ramírez. 

Agregó que cualquier venezolano que cometa un delito será procesado por la justicia colombiana. 

Mientras tanto, Migración Colombia informó en la misma red social que ya trata el tema con las autoridades regionales. 

“No vamos a permitir que unos cuantos afecten la seguridad y la tranquilidad de la ciudadanía. La gran mayoría de los venezolanos son personas de bien, personas que han tenido que migrar por necesidad y han llegado a Colombia con la esperanza de tener un futuro”, indicó el director encargado de Migración Colombia, Andrés Martínez, en un comunicado.