Después de que La Línea tuviera que ser cerrada casi del todo durante diciembre por un derrumbe cerca a uno de los túneles en construcción, corte que se ha mantenido de manera intermitente, la ruta alterna para miles de personas ha sido la que comunica a Manizales con Bogotá por Mariquita, Honda y Fresno, entre otros municipios.

Sin embargo, este jueves 31 de diciembre el Invías informó que se presentaba un cierre total por un derrumbe.

El bloqueo sería en el kilómetro 63 en sentido occidente-oriente, pero revestiría tal seriedad que impediría el paso en ambos sentidos.

El exconcejal de Bogotá Hollman Morris advirtió que los trancones llevarían varias horas y llegarían hasta el municipio de Fresno:

Pese a que el motivo del cierre sería un deslizamiento, ese corredor ya vendría presentando severos atascos durante los últimos días por el altísimo flujo de tráfico, tanto de carga como particular y de pasajeros.

Así lo evidenciaron varios usuarios de redes sociales, que hablaron de trancones de hasta 20 horas e incluso pusieron en duda la versión del derrumbe:

La Línea permite paso de particulares y pasajeros, mientras el clima lo permita

Aunque la mayoría de viajeros han optado por la vía alterna, el Invías mantiene abierta La Línea para carros particulares y transporte de pasajeros hasta este viernes 1 de enero.

Además, volverá a abrir el domingo 3 de enero; todo en horario de 6 de la mañana a 5 de la tarde. Eso sí, mientras el clima lo permita, por lo que este miércoles se seguía sugiriendo optar por la vía alterna.