La agresión contra el niño ocurrió en el colegio Gonzalo Jiménez Navas, del sector de La Cumbre, donde los compañeros de clase lo obligaron a comer basura y lo golpearon bastante fuerte, informó Vanguardia.

María Fernanda Hernández, madre del menor, citada por el diario, señaló que el caso de matoneo ocurrió el miércoles 4 de marzo. “El niño salió para el colegio normalmente, se le dio de lonchera un postre de limón, el cual adulteraron con basura, residuos de lápices, corrector, colbón, orines y saliva”.

“No contentos con eso me lo golpearon, nadie me ha dado explicaciones al respecto”, agregó la mujer.

Pero el caso no se limitó a la brutal agresión que sufrió su hijo. Hernández también denunció la negligencia del colegio.

“La profesora lo envió para la casa, no tuvo la delicadeza de llamarme para decirme que mi hijo estaba enfermo. Solo lo enviaron a casa al verlo enfermo con vómito y fiebre […] solo por no llamar la atención”.

Ahí mismo, el menor fue llevado a la Clínica Chicamocha en donde estuvo internado 3 días. Vanguardia asegura que allí le dieron varios paros cardiorrespiratorios y luego fue trasladado a la Clínica San Luis, en donde aún permanece.

“Al parecer, tiene líquidos en los pulmones. Tiene una contusión abdominal y apendicitis”, lamentó la madre.

Hernández también habló con el canal regional TRO, en donde dio a conocer que el estado del niño se agravó y sus dolencias se convirtieron en una peritonitis.

De acuerdo con TRO, el colegio no ha dado una respuesta oficial sobre el caso.