De acuerdo con Semana, las respectivas autoridades judiciales no han cumplido las disposiciones decretadas por la magistrada y no se han realizado las indagaciones en contra de los fiscales, peritos y bomberos que interfirieron en el proceso.

La revista, adicionalmente, recordó que la jueza 11 precisó en febrero de 2017 que todos los involucrados ocultaron evidencias, los cuales “deliberadamente trataron de inducir a la Justicia a cometer un error”.

“No se cumplió con la realización de dichas compulsas por parte del Centro de Servicios Judiciales del Sistema Penal Acusatorio. Eso no puede ser, en los próximos días vamos a presentar las respectivas acciones disciplinarias y penales. Las órdenes de los jueces no pueden quedar en un saludo a la bandera”, afirmó Pedro Aguilar, defensor de Laura Moreno, en este mismo medio.

Aguilar, quien lleva más de 12 meses detrás del cumplimiento de estas disposiciones, puntualizó en Semana que el expediente del caso Colmenares está desde hace tres años en el despacho del magistrado Jairo Agudelo.

“Nunca ha pasado nada. Uno de los testigos murió en la cárcel y ni siquiera ha habido un reproche moral contra quienes lo vincularon en esos enredos”, concluyó Jesús Albeiro Yepes, abogado de Jessy Quintero.

Caso Colmenares podría prescribir en 2021

Luego de una década de la muerte del joven estudiante de la Universidad de los Andes, la justicia sigue sin aclarar qué pasó la madrugada del 31 de octubre de 2010. Además, el caso prescribiría por vencimiento de términos en 2021 y jamás se resolvería.

De acuerdo con la revista Semana, los cargos contra Laura Moreno y Jessy Quintero “se extinguen al cumplirse la mitad del tiempo de la pena máxima fijada, contado a partir de la imputación de los delitos”.

La condena que le imputaron a Quintero es de 18 años, lo que significa que su caso prescribió el 7 de octubre de este año. Por su parte, la pena máxima que podría haber recibido Moreno es de 20 años. La mitad de ese tiempo se cumpliría el 7 de octubre del 2021.

Por ahora, todas las partes involucradas en el caso siguen a la espera de que se resuelva definitivamente la posible culpabilidad de las estudiantes de ingeniería y que la justicia pueda aclarar al fin si Luis Andrés Colmenares murió por la caída al caño de El Virrey, como se dijo en la decisión inicial, o si lo asesinaron a golpes.