Después de que la Fiscalía solicitó la preclusión de la investigación contra Álvaro Uribe por presunto fraude procesal y manipulación de testigos, Eduardo Montealegre manifestó que durante todo el proceso han existido muchas presiones por parte del líder del Centro Democrático, partido del actual gobierno.

“Tenemos que tener en cuenta que estamos en un sistema acusatorio, pero el gran arbitro es un juez, quien decide si acepta o niega esta decisión. En caso de que se acepte, las víctimas tienen derecho a presentar un recurso de apelación”, precisó.

Montealegre, sin embargo, puntualizó en la W Radio que el juez no se va dejar intimidar por las presiones del expresidente y cree que va a negar la preclusión. Asimismo, señaló que confía en la justicia colombiana.

De acuerdo con el exfuncionario, en la Fiscalía General de la Nación no existe actualmente una garantía de imparcialidad en el caso de Uribe debido a que Francisco Barbosa es un aliado del Centro Democrático, al igual que Gabriel Jaimes.

“El fiscal Barbosa está dirigiendo a la Fiscalía, pero el que da las órdenes es el exsenador. Barbosa sigue las instrucciones desde el Ubérrimo, y ni qué decir de Jaimes”, concluyó en el espacio radial.

¿Quién será la juez que tendrá en sus manos el caso de Álvaro Uribe?

El proceso pasará al Juzgado 28 de conocimiento de Bogotá y será la juez Carmen Helena Ortiz la que decida el futuro de la investigación en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y manipulación de testigos.

Ortiz deberá citar a las partes involucradas a una audiencia en donde el ente acusador tendrá que sustentar las razones que la llevaron a pedir la preclusión, mientras que también habrá espacio para escuchar a las víctimas acreditadas.