Por eso, la Unesco le dijo al director de patrimonio del Ministerio de Cultura, Alberto Escovar, que hasta el 2021 tiene plazo para derribar esa estructura y aprobar “los dos planes especiales de manejo de protección de patrimonio”, indicó Blu Radio.

“Si para entonces no ha pasado, se discute el ingreso de Cartagena a la lista de ciudades en riesgo de serles retirada la declaratoria de Patrimonio”, dijo Escovar, según la emisora.

Entretanto, la situación del proyecto Aquarela es incierta, pues hay una medida cautelar que permanece paralizada la manera en la que se devolverían los 619 metros de espacio público, en el que se construyó la estructura.

No obstante, el alcalde de la ciudad, Pedrito Pereira, aseguró en la emisora que hará respetar el patrimonio y que ya pidieron un concepto técnico para demoler la estructura.

“Nosotros haremos respetar nuestro patrimonio, por eso hemos solicitado a la Sociedad Colombiana de Ingenieros una propuesta donde le pedimos que, de acuerdo a las condiciones con las que fue construida la obra, nos recomiende el paso a seguir”, aseguró.

Por ahora, la Unesco, en el marco del Comité Mundial de Azerbaiyán, estará revisando la condición de varios patrimonios, incluido Cartagena, que ostenta ese título desde 1984.