Con esta medida, Mattos no será enviado Colombia para que responda ante la justicia, por sobornar a una juez en Bogotá, informó Caracol Radio.

El empresario, exrepresentante de la multinacional de vehículos Hyundai en Colombia, presuntamente, le envió 100 millones de pesos a la juez 16 civil municipal, Ligia del Carmen Hernández.

Posteriormente, la juez dejó en firme las medidas cautelares que le permitieron a la empresa que él dirigía seguir vendiendo los vehículos de la marca coreana en Colombia.

El empresario, que tiene ciudadanía española, también tiene varias cuentas pendientes en Colombia por delitos cometidos durante la investigación judicial abierta en su contra.

Vale la pena recordar que, en mayo pasado, la Audiencia Nacional de España accedió a la extradición del empresario. No obstante, la última palabra corresponde al gobierno de ese país, tras descartar una motivación política en la reclamación de Colombia, según alegó Mattos.